¿Qué era la encáustica?



"La cera púnica se prepara de la siguiente manera: primero se blanquea la cera amarilla al aire libre, tras lo cual se hierve en agua de mar abierto, con adición de un poco de nitrum. La flor de la cera, o en otras palabras, la parte más blanca de ésta, se recoge con cucharas y se vierte en un recipiente que contenga un poco de agua fría. Luego se vuelve a hervir en agua de mar sola y se deja enfriar. Cuando esta operación se ha repetido tres veces, se extiende la cera al aire libre sobre una cama de juncos para que se seque a la luz del sol y de la luna, que añade la blancura de esta última al secado del sol. Sin embargo, para que no se derrita, se cubre con un tejido de lino. Si cuando ha sido refinada de este modo, se hierve una vez más, el resultado es una cera de la mayor blancura posible". Plinio, H.N. 21, 49.