Examen visual

Debido a su contenido en jabón, las pinceladas de encáustica al agua muestran a menudo formaciones de pequeños cráteres, causadas por burbujas de aire atrapadas en la pintura. Estas formaciones de cráteres son un rasgo visual característico de las obras realizadas con encáustica al agua, y pueden ser consideradas como huellas dactilares que posibilitan una identificación visual de las encáusticas de cera y jabón. A la izquierda, Las formaciones de cráteres que se observan en las obras actuales realizadas con encáustica al agua.


Formaciones de cráteres similares pueden encontrarse también en los retratos romano-egipcios del Fayum, en la pintura mural romana, y en las pinceladas en frío de la cerámica griega.


Arriba, se observan formaciones de cráteres en las pinceladas de pinturas murales romanas.

Abajo, detalle de crátera de volutas. Siglo IV a.C. Apulia. Museo Arqueológico Nacional, Madrid. Las pinceladas blancas con burbujas habrían sido pintadas en frío sobre el fondo cerámico y el barniz negro fijado al horno. El estudio químico de estas pinceladas en frío de los vasos griegos indica que fueron realizadas con encáustica al agua.
Fuente: José Cuní y Jorge Cuní. Naturaleza de los colores fugitivos en la cerámica griega. Archivo Español de Arqueología, 65, 1992, 302-303.