Experiencias – Gabriela Berlingeri

Gabriela Berlingeri experimentó con 15 años la emoción de contemplar la arquitectura y el arte de los grandes maestros de la historia en Roma, Florencia o París, al mismo tiempo que le cautivó el arte callejero que bullía en estas ciudades tan alejadas de su Uruguay natal.

Sus estudios de Arquitectura le permitieron viajar por el mundo al tiempo que inició su aprendizaje en dibujo y pintura. En ese recorrido vital descubrió que la pintura le abría un universo repleto de caminos por explorar, donde la libertad es total.

Como pintora se inició experimentando con texturas y formas asociadas a la arquitectura: polvo de ladrillo, arena, cuerdas… aunque el estudio de la figura humana con modelo en vivo le llevó finalmente a la acuarela, con la que ha desarrollado el grueso de su obra.

A Gabriela la pintura le permite “conectar con la infancia, con el espíritu de juego y la diversión, sin miedo a que el resultado final no sea el esperado”. Quizá por este motivo no deja de experimentar con diferentes técnicas, formatos y materiales, ya que para ella se trata de “abrir la mente y disfrutar del camino”.

Plasmar lo genuino que uno lleva dentro, hacer constantes pruebas y evitar lo rutinario, es para ella un estado de ánimo, su actitud ante la vida y el reflejo de su obra.

En este vídeo Gabriela trabaja con encáustica y tinta china, una experiencia que le resulta gratamente constructiva:

…“Esta obra forma parte de la colección titulada “Mar de Plástico”, que tiene como protagonista el singular paisaje almeriense que contemplo a diario cuando viajo por la carretera: miles y miles de hectáreas cubiertas por invernaderos se extienden desde la montaña hasta el mar. Según la UAL, Almería es el lugar del mundo con mayor concentración de invernaderos.

Exploro la geometría subyacente de este particular entorno lleno de contrastes. Me valgo de una estructura de ritmos horizontales, que oscila entre un orden arquitectónico, rectilíneo y la alusión al mundo natural. El negro, el amarillo y el blanco del lienzo se suceden creando una progresión de horizontes que parecen extenderse hasta el infinito.

La inclusión de la presencia humana a través de diminutas figuras, imperceptibles para el observador apurado, transforman el área que las circunda en una inmensidad

“Mar de Plástico” tiene varios puntos de contacto con mi anterior serie “Texturas”, con la particularidad de que ahora la densidad de la materia deja paso a la levedad de la encáustica al agua y la tinta china.”

www.gabrielaberlingeri.com

www.encausticcuni.com/es