Detalle de crátera de volutas. Siglo IV a.C. Apulia. Museo Arqueológico Nacional, Madrid. Las pinceladas blancas con burbujas habrían sido pintadas en frío sobre el fondo cerámico y el barniz negro fijado al horno. El estudio químico de estas pinceladas en frío de los vasos griegos indica que fueron realizadas con encáustica al agua.
Fuente: José Cuní and Jorge Cuní. Naturaleza de los colores fugitivos en la cerámica griega. Archivo Español de Arqueología, 65, 1992, 302-303.